Burzum
NEWSBIOGRAPHYDISCOGRAPHYPHOTOSLIBRARYDOWNLOADSCONTACTS

LIBRARY

Guerra en Europa: Parte III - Homo sovieticus

Hay una pregunta en relación con el evento Utøya que hay que responder: ¿cómo puede una sola persona armada con armas semiautomáticas pequeñas caminar libremente en una isla bastante pequeña y disparar a sus objetivos cuando es superado en número por relación 700 a 1? Él mismo dice que fue atacado solamente una vez durante más de una hora de expedición, por una sola persona a quien simplemente empujó y disparó muerto en el suelo. El número de extremistas de izquierda que mataron a tiros nunca me preocupó, el ataque en sí no me preocupa - o haya sorprendido - pero este hecho vergonzoso me preocupó desde el primer día, y todavía me preocupa.

Mi primera reacción a esto fue de vergüenza por supuesto. ¿Cómo pueden mis compatriotas ser tan extremadamente cobardes e impotentes de verdad? ¿Qué pasa con ellos? Quiero decir, cualquier cuerdo, sano e intacto (por así decirlo) ser humano en esa situación por lo menos trata de luchar, organizar pequeños grupos armados con piedras y palos, y tratar de emboscar al tipo etcétera. Claro, unos pocos atacantes seguramente morirían si un grupo lo hubiera atacado, pero habría sido abrumado al final, y hubiera terminado su masacre. Incluso con una bala o dos en el cuerpo todavía se puede luchar, sólo para morir después de la pérdida de sangre. Usted no es impotente, incluso cuando gravemente herido. Sólo es necesario un espíritu de lucha para seguir luchando. Se podría pensar de manera diferente, pero yo lo sé. He peleado a heridos (con una mandíbula triturada - y salí victorioso-), y he visto a otros hacer lo mismo, el más conocido de ellos sería Aarseth, que dejó de funcionar y se defendió incluso después de haber sido apuñalado por lo menos 7 veces y había tenido sus dos pulmones perforados. Lo hizo porque estaba acorralado por entonces, pero aun así. Incluso aquellos arrinconados en Utøya no se resistieron, excepto el ejemplo que mencioné anteriormente. Los demás no hicieron nada. Algunos de ellos se detuvieron, renunciaron y sólo esperaron a dispararles. Otros se acostaron cubriéndose la cabeza con los brazos. Algunos pidieron clemencia. Ellos fueron ejecutados por el Sr. Breivik.

El darwinismo social en mí aplaude esto, ¡cobardes como esos merecen morir! Sin embargo, creo que entiendo por qué reaccionaron de esa manera. Ya ves, yo también crecí en la "socialdemócrata" (es decir, marxista) Noruega. Así que permítanme contarles una historia corta acerca de este país oh-tan-feliz de Noruega...

Al igual que casi todos los noruegos que conoció la verdadera Noruega en el jardín de infantes; cárcel para niños con guardias feministas de extrema izquierda, adoctrinando a sus víctimas indefensas con mentiras y propaganda obligando a los niños a "compartir" y "ser amable" entre sí. No se permitió la competencia. No había "ganador" o incluso "perdedor" permitido, todo el mundo se supone que siempre es igual en todo. Jugar solo no estaba permitido. Usted juega con los otros niños (en comunión) y canta canciones extremistas felices con las "carceleras" fanáticas. Los niños valientes - y yo era uno de ellos - se escapaban de ello, trataban de esconderse de los "guardias" en el patio de recreo e incluso trataban de escapar de la guardería. Yo sólo tenía tres años de edad cuando por primera vez escalé la valla y corrí de vuelta a casa 2 km, a través de las calles, yo solo. Cuando llamé a casa el timbre para entrar y fui "detenido" por mi madre, que por alguna razón fue a casa del trabajo ese día, y ella sin piedad me envió de nuevo al gulag marxista para niños.

Mi historia difiere un poco de la de otros niños noruegos pobres, sin embargo. Mi liberación del jardín llegó antes, cuando mi padre fue contratado para trabajar por Saddam Hussein en Irak en 1979. Fue uno de esos ingenieros que ayudaron a construir Irak en los años después de que Saddam Hussein se había convertido en presidente. La escuela de inglés en Bagdad estaba llena, así que cuando yo tenía 6 años me enviaron a la escuela ordinaria pública iraquí.

Irak fue una mala experiencia en muchos sentidos, mi hermano y yo tuvimos que luchar contra atacantes en varias ocasiones, en la escuela y en las calles, y apenas escapábamos de la rabiosa manada de perros infectados que nos perseguían en las calles, incluso tuvimos una vez que correr por nuestra vida de un asesino borracho, que seguía empuñando el hacha que había utilizado cuando mató a su esposa (que más tarde fue asesinado a tiros por la policía iraquí en las calles), también casi nos morimos de intoxicación por alimentos y así sucesivamente. Puedo añadir que también le salvé la vida a un inglés allí, que se había ahogado en una piscina (y él fue rescatado y resucitado gracia a mí). Creo que mis padres eran sumamente irresponsables por tomarse a su familia a vivir en Iraq, pero supongo que no tuvo la oportunidad de conocer algo mejor - como lo hacemos hoy en día (que fácilmente lo googleas). Sin embargo, por lo menos tuve la oportunidad de ver más la realidad de lo que hubiera en Noruega. La realidad que tenían en Noruega ha sido sustituida por una especie de "socialdemócrata sustitución de la realidad", donde todo es perfecto, y donde el Estado noruego poderoso se encarga de todo. Noruega soviética te toma de la mano, ad mortem.

Cuando regresé a Noruega me enviaron a la escuela primaria y era un estudiante muy exitoso. El único problema era que fui demasiado éxito para mi propio bien, y cuando ya había terminado con todas mis tareas muy por delante de los otros a los que debía esperar que ellos se pongan al día conmigo. Usted ve, en todo el mundo marxista Noruego son "iguales" y que en la práctica significa que ¡nadie está autorizado a ser mejor que el más lento, más tonto y menos hábil de todos ellos! No hay clases separadas para los buenos estudiantes, o incluso clases separadas para alumnos muy malos. Están en vez todos colocados en el mismo salón de clases, porque ¡no hay alumnos "buenos" o "malos" en Noruega! Todos son iguales, y dadas las mismas oportunidades todos serán iguales... o por lo menos eso es lo que los extremistas marxistas dicen. Así que cuando terminé mis tareas después de unos 5 minutos el resto de los 45 minutos de la clase me la pasaba esperando. Por supuesto, nunca el más tonto de los chicos terminó sus tareas antes de que la clase terminara, era demasiado estúpido para comprender cualquier cosa, así que nunca se me dio nuevas tareas. Me quedé siempre a esperar. Y esperar. Y esperar. Durante 6 años. Nunca hubo problemas reales en la escuela. Más que nada me aburría en la escuela primaria. Yo estaba tan harto que cuando terminó la escuela primaria que quería asistir a otra escuela secundaria que los otros niños de mi clase para asegurarme de que no terminar aburrido todo el tiempo en la secundaria. ¿Tal vez - con suerte - no habría idiotas que me frenen y tiren hacia debajo de nuevo?

Así que cuando asistí a la escuela secundaria yo era el único que había de mi escuela primaria. Yo era el chico nuevo en clase. Todos los demás provenían de otras escuelas. ¡Ay! Mi esperanza fue aplastada pronto. El sistema era tan socialista e idiota allí como en mi escuela primaria. El problema no había sido mi vieja escuela, mi viejo maestro o mi vieja clase, ¡todo el sistema escolar en Noruega fue así! Cuando empecé a saltar las clases de 8 º grado, me detuve de hacer la tarea, dejé de prestar atención a lo que los profesores decían y hacían otras cosas en la clase en su lugar y me las arreglé para sacar buenas notas me di cuenta de que todo era un desperdicio de mi tiempo. Renuncié a todo el sistema educativo en Noruega, y en el 9 º grado apenas asistí a la escuela en lo absoluto, faltando a 2/3 de las clases.

Yo mismo obtuve una educación superior un año más tarde, cuando tomé altos exámenes de secundaria, y más tarde los exámenes universitarios, como un "candidato privado", y por supuesto esto no era difícil tampoco. Una vez acaba de leer a través de un solo libro una sola vez el día antes del examen y obtuve la mejor nota posible. Sólo me molesté de hacerlo porque estuve en la cárcel, y esto era una mejor alternativa que el trabajo penitenciario (es decir, realizar tareas completamente sin sentido y aburridas en la cárcel, como taladrar agujeros en las tablas de madera durante todo el día). La educación de Noruega no me ha enseñado, yo me considero totalmente autodidacta.

Lo que acabo de decir puede parecer como una digresión para muchos, pero no lo es, sino que ejemplifica perfectamente cómo los niños noruegos se crían en Noruega - y nunca cambia. Incluso en la universidad en Noruega nadie exige nada de ellos. Usted puede obtener un grado de lujo en Noruega con un mínimo esfuerzo, y todo el camino va a ser seguido por los más tontos, los estudiantes más lentos y mediocres. Usted ve, ellos también se les da la "igualdad de oportunidades" para obtener un título bonito, y el fin de asegurarse de que ellos también sucedan. Los marxistas han eliminado todos los verdaderos retos en el camino. Puede pasar un curso en la universidad en Noruega por la lectura tal vez tres o cuatro libros. En mi curso de Inglés en la Universidad de Tromsø sólo tuve que traducir cuatro páginas de texto y asistir a las clases una vez o dos veces cada semana para pasar. ¡No estoy bromeando!

Los noruegos no conocen nada mejor, se sienten orgullosos cuando consiguen sus títulos, pensando que son exitosos cuando lo hacen, no sabiendo lo difícil que sería conseguir el mismo grado que en cualquier otro país del mundo (Ghana incluido...). Están perdidos en la realidad sustituta marxistizada. Naturalmente, educan muy pocos matemáticos o médicos o biólogos en Noruega, no se puede engañar con las ciencias naturales. ¡Para aprender matemáticas usted condenadamente debe entender bien las matemáticas también! Así que después del año 2000 Noruega educa menos (!) científicos naturales en comparación a Noruega en los 50’s, cuando ni siquiera tenían escuelas secundarias de todo el mundo. El presupuesto educativo es de aproximadamente mil veces más grande hoy en día, pero... sus prioridades son otras, por así decirlo. Como se explicó anteriormente.

Después de la educación a casi todos les dieron un trabajo. ¡Noruega se enorgullece de ser uno de los países del mundo que tienen las tasas de paro más bajas! ¡Wow! ¡Qué hazaña! El marxismo debe trabajar entonces, ¿no? Bueno, no exactamente. El Estado soviético de Noruega ha creado una cantidad anormal de lo que yo llamo "puestos de trabajo artificiales", destinado exclusivamente a emplear noruegos y de mantener las tasas de desempleo. Tenemos socionoms, sexólogos, periodistas en masa, antropólogos sociales y demás, todos enviados a confirmar los mitos marxistas y para mantener al pueblo en la ignorancia de Noruega. Incluso el más tonto de las niñas de clase obrera tienen su grado de lujo y están ahora autorizados a realizar tareas completamente sin sentido profesional.

Qué pasa entonces, a todos los noruegos que trabajan, es que el Estado tiene la mayor parte del dinero que ganan, en forma de impuestos extremadamente altos (¡mi padre ha pagado más de 60% de impuestos en un momento de su carrera!). A cambio, el Estado les proporciona todo lo que necesitan, las carreteras, la policía, el departamento de bomberos, hospitales, etc. El sistema de bienestar se encarga de todo el mundo. ¿Tú eres pobre? No hay problema, ¡el Estado va a ayudar! ¿Estás enfermo? No hay problema, ¡el Estado va a ayudar! ¿Usted no sabe leer ni escribir correctamente? ¡No hay problema, el Estado se hará cargo de ti! ¿Usted está deprimido? No hay problema, ¡el Estado va a ayudarlo (medicarlo)! (¿Quieres morir? ¡No!, no está permitido, perteneces al Estado) ¿Su coche ha sido robado? No hay problema, ¡el Estado va a ayudar! ¡El coche fue destrozado completamente por un ladrón de autos? No hay problema, ¡el Estado va a ayudar! ¿Usted tiene hijos? No hay problema, ¡el Estado va a criarlos para usted! ¿Tus hijos no son marxistas? No hay problema, ¡el Estado los adoctrinan para usted! Y así sucesivamente. El estado necesita dinero todos los impuestos, ¡porque el Estado se encarga de todo! ¡Y no te atrevas a hacer algo ti mismo!

Si usted realmente tratar de hacer algo por sí mismo en Noruega está severamente castigado por ello. ¿La empresa privada? ¡Por supuesto que no! ¡Impuestos hasta la muerte! ¿Usted quiere construir su propia casa? ¡Por supuesto que no! Eso es ilegal en Noruega a menos que primero asista a un "curso de la construcción de viviendas" controlado por el Estado, dirigido, por supuesto, por uno de esos perdedores que de otro modo habrían estado desempleados (Esto es por cierto un buen ejemplo de un "trabajo artificial".) ¿Usted quiere protegerse del asalto físico, por golpear al agresor? ¡Por supuesto que no! ¡Ira a la cárcel maldita bestia violenta! ¿Usted quiere proteger a esa mujer siendo violada en la calle de allá? ¡Por supuesto que no! ¡Tenemos un policía por una razón! ¿Usted golpea a violadores en acción? Esto es un asalto, ¡ira a la cárcel! ¿Usted gana una pelea a puñetazos (incluso si fueron atacados)? ¡Ira a la cárcel! ¿Se pierde una pelea a puñetazos (incluso si usted es el agresor)? Pobre de usted, vamos a tomar tu mano...

Y ahí es donde encontramos la respuesta a mi pregunta original; los noruegos están tan arruinados por esta ideología socialista y por el hecho de que van por la vida tomados de la mano por el estado soviético que sienten que no pueden protegerse a sí mismos de las otras personas, ¡incluso cuando las mujeres noruegas son violadas por los inmigrantes en las calles!, ¡cuando los hombres noruegos están siendo asaltados por los inmigrantes en las calles!, ¡y no en Utøya cuando un hombre ataca solo a 800 de ellos! Se espera de ellos que esperen hasta que el estado soviético (en forma de la policía noruega) llegase y protegiera. ¡Los adolescentes en Utøya incluso probablemente habrán temido un castigo por parte del Estado si de haber tratado de protegerse a sí mismos!

Ah, y queridos amigos, confíen en mí cuando digo que cualquier temor que pudieran haber temido a ser castigados por defenderse estaba bien fundado. Lo sé porque yo me defendí en Noruega, muchas veces, y siempre me castigaban por ello. Fui castigado cuando lo hice en el jardín, la escuela y también en la edad adulta. Cuando Aarseth planeaba matarme y me enfrenté a él, él entró en pánico y me atacó, así que me defendí y lo maté en su lugar, y por eso pasé 16 años en prisión - por asesinato ¡Ha amanecido en mí que tal vez ese era su principal problema conmigo! Claro, que no les gustaba que yo fuera un racista anti-judío, pero su principal problema podría haber sido que ¡he tenido el coraje de defenderme a mí mismo en lugar de pedir y depender de su sagrado estado marxista por ayuda! ¡Le mostré al mundo que yo no necesitaba al Estado noruego! ¡Yo podía cuidar de mí mismo! ¡Sacrilegio! ¡Blasfemia! ¡Apedréenlo!

Hoy me compadezco de los adolescentes en Utøya, tanto los que tienen que vivir con la vergüenza de huir del peligro en lugar de enfrentarlo y confrontar a sus enemigos, así como también con los que murieron ese día. No se les permitió incluso a ser valientes, estuvieron lavando el cerebro a lo largo de su vida siempre a confiar en el estado para manejar todos los problemas para ellos, así que aunque muchos de ellos fueron tal vez los seres humanos originalmente valientes se les recordara siempre a todos como cobardes. El estado marxista noruego les ha fallado miserablemente en Utøya, y seguirán fracasando a sus ciudadanos, ya sea que estén siendo asesinados, violados o golpeados o si sufren de otras maneras, hasta el día en que sea reemplazado por un estado nacionalista - que le va a enseñar a sus ciudadanos a pararse sobre sus propios pies y defenderse a sí mismos y a los demás cuando sea necesario.

La socialdemocracia en Noruega no es sólo culpa de los motivos del pistolero en Utøya, sino también por el número de víctimas, y estoy profundamente preocupado por el futuro de mi país cuando veo cómo desglosan así a muchos noruegos por este sistema. Mis compatriotas se están convirtiendo en débiles, inútiles, sin espinas, se odian a sí mismos y se vuelven seres sub-humanos, completamente indefensos y totalmente dependientes del estado a cargo de todo para ellos, sino que se convierten en una forma noruega del homo sovieticus.

Varg Vikernes
Bergen 1 de mayo 2012
Traducido por Pablo Ortiz



© 1991-2019 Property of Burzum and Varg Vikernes | Hosted at Majordomo | Secured by COMODO PositiveSSL