Burzum
NEWSBIOGRAPHYDISCOGRAPHYPHOTOSLIBRARYDOWNLOADSCONTACTS

LIBRARY

Una Historia De Burzum: Parte VI - La Música

Los últimos ocho meses he recibido muchas epístolas de personas interesadas en cosas como instrumentos los cuales empleé cuando grabé los álbumes de Burzum. Personalmente no estoy interesado en esas cosas, y por consiguiente, no estoy motivado realmente a responder aquellas epístolas. Para mí es como un eco del pasado, cuando “todos” en el clandestino Death Metal hablaban acerca de esas cosas. El foco sobre instrumentos, marcas, estudios de sonido y “producción” es realmente una de las cosas con las cuales siempre estuve sublevado en 1991.

Desde entonces, el público quien nunca ha conseguido una respuesta de mí parte, debe haberse lamentado por mi falta de voluntad para responder a las mismas, escribiré un artículo acerca de eso tan subjetivo, tengo la esperanza que responderá a todas sus preguntas.


***

Cuando grabé todos los álbumes de Burzum, (pienso que) empleé una vieja guitarra Weston que compré económica a un conocido en 1987. El bajo que empleé fue el más económico que tenían en la tienda e incluso no se que marca era. Nunca le examiné o incluso lo pensé por un momento. Cuando llegué a la batería, simplemente tomé prestado un juego de batería del baterista de Old Funeral (después Immortal), u otro músico quien viviese cerca, y “por supuesto”, ni siquiera tuve la idea de enterarme que marca era.

Cuando llegué a los amplificadores de guitarra, todos los tipos del ámbito Death Metal me sugirieron que la manera de conseguir el (tendencioso) sonido “correcto” era emplear amplificadores Marshall, para ese entonces, no me agradaba ese sonido, compré un amplificador Pivee (¿Pivey?) y lo empleé en lugar de ese. Para el “Filosofem” no empleé amplificadores, pero en lugar de eso, únicamente empleé el amplificador del estéreo de mi hermano (que, por supuesto, no estaba destinado para ese uso) y algunos viejos pedales peludos.

Para “cantar” empleé cualquier micrófono que el técnico de sonido me pusiese en las manos, o – cuando grabé “Filosofem” – pregunté por el peor micrófono que tuviese, y terminé empleando un micrófono de auriculares.

¡Cuando grabé el álbum debut (en Enero de 1992), esperé sólo 19 horas completas, desde el momento que llegué al estudio de sonido con los instrumentos para que el álbum fuera masterizado! El número de horas esperadas (en Abril de 1992) en “Det Som Engang Var” (DSEV) fueron 26, un poco más porque carecía de alguien quien me ayudase a transportar los instrumentos, y debí llevarlo e instalarlo todo por mi mismo. “Hvis Lyset Tar Oss” (HLTO) fue grabado (en Septiembre de 1992) en un lapso entre 20 y 30 horas (no lo recuerdo), pero anexaba dos canciones las cuales nunca fueron incluidas en el álbum (una versión muy pobre de la pista “Burzum” [“Dunkelheit”] y una pista que nunca empleé). “Filosofem” fue grabado (en Marzo de 1993) en sólo 17 horas, pero es el más amplio debido al hecho que empleé una batería la cual se encontraba allí – en el estudio, empleada por algún grupo de jazz o rock el día anterior – así que me ahorró mucho tiempo. Además, el punto fue que asistí pocas veces al constantemente proceso de grabación del álbum, así que, todo el material técnico fue rutinario para entonces.

La razón por la cual empleé el estudio de sonido Grieghallen, fue porque habíamos empleado ese estudio cuando grabamos un EP con Old Funeral, pienso que en 1991, así que el técnico de sonido (un muy positivo, instruido y grandioso tipo de Bergen), y se encontraba localizado a sólo 1,5 Km. de distancia de mi apartamento en Bergen. Si hubiese estado viviendo en otro poblado, probablemente hubiese empleado otro estudio de sonido.

Cuando grabé el álbum debut, tanto Øystein Aarseth (“Euronymous”, de Mayhem) y Harald Nævdal (“Demonaz”, de Immortal) dispusieron mucho tiempo y me ayudaron a llevar los instrumentos – y en broma, a Aarseth se le fue concedido tañer el solo de guitarra en la pista “War”. Él también “martilló con sus puños” (junto conmigo) un gran gong en Grieghallen para producir sonido. Este fue empleado como ruido de fondo en la pista “Dungeons of Darkness” y en la introducción de DSEV.

Cuando grabé los demás álbumes, usualmente a solas con el técnico de sonido. Sin embargo, Samoth (Thomas Haugen, de Emperor) asistió cuando grabé dos de las pistas del mini LP “Aske” y partes del HVLO. Él tañó el bajo en dos de las pistas del “Aske”, y asistió cuando grabé la batería tanto del “Aske” y HLTO. Él tañó el bajo en “Aske” porque por un exiguo periodo de 1992 se me flirteó la idea de presentarse en vivo, y por consiguiente se ensayó una o dos veces como un grupo (un tipo llamado Erik Lancelot, de las afueras de Oslo, supuestamente tañería la batería). Rápidamente desperté de la “psicosis de presentarse en vivo” y afortunadamente cambié de parecer, continué como antes, como un grupo de un integrante, incluso, sin necesidad de sesiones de músicos.

A excepción de una canción en HLTO y una canción en “Filosofem”, grabé todo en la primera toma. El problema con la canción en HLTO, fue técnica, y debí grabar la batería en la pista del título dos veces, y en la pista “Jesu Død” del “Filosofem” debí hacer la línea del bajo nuevamente porque me encontraba muy exhausto tras haber grabado también las pistas de guitarra (mis “inflamados dedos” no podían emplearse para todo ese trabajo…)

Los errores hechos en algunas de las pistas durante la grabación podían ser fácilmente ser eludidos, sólo con molestarme en volver a grabar ciertos fragmentos, pero el punto en ese entonces era sublevarme contra el perfil aerodinámico de la música (Death) Metal. Todo el punto con la sublevación musical era no crear álbumes “perfectos”, no crear música con “esta o aquella” marca de instrumentos, no era acudir a un estudio de sonido en particular para conseguir “este o aquel sonido”, y no crear un sonido como las demás bandas. Uno de los pocos errores al crear música más viva y personal, simplemente suministrándole a la música algo de “alma” y originalidad, nunca me molesté en algo correcto. La música de los álbumes de Burzum es simplemente honesta y sincera, una sencilla y clara representación de mí. Ciertamente, no soy intachable o sin errores, ni tampoco mi música.

Hubo una ideología detrás de esto; fue un abrazo de honestidad y apreciación de lo puro y natural. Si el sonido no se define como bueno por algún músico (frustrado) pretensioso y pomposo laborando para una revista de música, entonces el asunto no es conmigo. Lo natural siempre será lo mejor, de cualquier cosa de la cual se esté hablando, sea música o algo más. La natural y la mejor música son (a mi parecer) la música con “alma”, y no la música bruñida por meses en un estudio para remover incluso los errores más tenues (peculiaridades).

Inclusive, como en el pasado 1990, la mayoría de los grupos Death Metal siguieron la corriente, fueron incorporados al negocio de la música comercial y perdieron toda su “alma”. Los conocidos grupos Black Metal que escasamente siguieron, y (hasta donde se) con la excepción de Fenris de Darkthrone, todos se vendieron y erraron en vivir conforme a alguna de las originales ideas Black Metal. Los jóvenes grupos de Noruega, que aparecieron en 1993 o después, como resultado de los reportajes de los medios de nuestro tenue ámbito, incluso, nunca conocieron aquellas ideas, porque irónicamente, nunca se vendieron. Sin embargo, es un poco ridículo que hagan todas esas cosas y se muestren de cierta manera sin saber por qué. Únicamente se unieron a una manada y nunca supieron donde se originó la manada, o donde se encontraban antes de unirse. En breve, podemos decir que los conocidos grupos Black Metal también fueron comercializados.

En ese punto, podría recordarle aquello que escribí al comenzar éste artículo; el público preguntándome por cosas como instrumentos que empleé al grabar los álbumes de Burzum. Tales preguntas son irrelevantes e insulsas para mí como si me preguntasen acerca de la marca de los pantalones o ropa interior que llevaba cuando grabé todos los álbumes de Burzum. ¿Realmente importa que instrumentos haya empleado? No pienso en eso, y pienso que es un punto en el cual no tiene importancia tales cosas. Empleé mi guitarra, y si poseía otra guitarra, de cualquier modo pude haber empleado esa. Tan simple como eso. Empleé cualquier cosa que tenía a la mano y mi prioridad principal era crear una música honesta y original – y si lo logré con algunos instrumentos, indiferente de su edad, precio y marca. Tan simple como eso.

Aprecio su interés en Burzum, y agradezco su atención, pero por favor, no espere priorice epístolas con preguntas acerca de instrumentos, detalles técnicos u otras cosas en lo cual, de cualquier modo, no estoy interesado. Si usted encuentra esas cosas interesantes es para mí admirable, pero no espere que comparta sus intereses.

Varg "Âîëê" Vikernes
Julio de 2005
Traducción: Carlos Andrés Mosquera Ruiz



¡Aurum nostrum non est aurum vulgi!
(¡Nuestro oro no es como el oro del hombre común!)


© 1991-2019 Property of Burzum and Varg Vikernes | Hosted at Majordomo | Secured by COMODO PositiveSSL