Burzum
NEWSBIOGRAPHYDISCOGRAPHYPHOTOSLIBRARYDOWNLOADSCONTACTS

LIBRARY

Una Historia De Burzum: Parte V - El Satanismo

Si el público en Noruega escucha mi nombre, normalmente piensa en satanismo e ignición de iglesias. La prensa exitosamente ha procurado que los judeocristianos mantengan la rutina que practicaban en la primitiva Edad Media, y han convencido a público de perseguir a los disidentes en cuestión (en mi caso) que fuesen dementes o peligrosos adoradores del diablo.

Discrepo en el sentido que nunca he sido un adorador al diablo, pero pienso que simplemente es mejor probar que la adoración del diablo es producto de la imaginación de los judeocristianos. Cuando usted sabe que de ninguna manera ha habido adoración al diablo en Europa, entonces usted debe entender que nunca ha habido adoradores del diablo. Cuando usted sabe que, puede ser esclarecido que no tengo la posibilidad de ser un adorador del diablo.


***

Una escritora inglesa, Margareth Murray, publicó un libro en 1921 llamado “The Witch-Cult in Western Europe” [“El Culto de las Brujas en Europa Occidental”]. Ella sostenía que la adoración al Diablo no era del todo una verdadera adoración al Diablo, pero si un culto pagano, y sin embargo, su libro fue criticado porque solía ser una pretensión a las brujas (especialmente en el Reino Unido) como un intento feminista para revivir el culto de las brujas. No obstante, su libro es bastante inútil como fuente, pues ella tiene su punto de vista. Los adoradores del diablo fueron realmente paganos quienes practicaban la prístina religión. Toda la idea de la “adoración al diablo” como es conocida fue creada por los judeocristianos en la Edad Media, mucho más notable en personas como los autores del “Malleus Maleficarum” (“El Martillo de los Brujos”), Jakob Sprenger y Heinrich Kramer, ambos fueron párrocos católicos y uno de ellos era un judío mesiánico.

Realmente no conocemos lo que significa Pagano, nadie sabe realmente por qué llamaban particularmente a aquellas personas “brujas” – Hexen (alemán) o hekser (noruego). Conocemos que ese también era un término judeocristiano y nunca fue empleado por los paganos. El Sabbat es una fiesta judía y de cualquier manera, no posee ninguna relación con la cultura europea.

Ese es todo el problema con lo subjetivo; todo lo que conoce el público acerca de ese culto es aquello dicho por los repugnantes judeocristianos. Han demonizado ese culto a tal grado que pensamos en el nombrado “Black Sabbath” como una escena demente y nauseabunda, con las “malvadas brujas” van al Blokkbeg o alguna otra montaña a adorar a Satán. De acuerdo a los judeocristianos, ellos dicen que el Viernes 13 es una mofa hacía Jesús Cristo, porque hubo 13 personas presentes durante la Última Cena; el mismo Satán era un demonio con cuernos que medraban de su frente y caminaba como un cojo, debido a que uno de sus patas era de chivo o caballo; las “brujas” fueron acusadas de inmolar infantes para el diablo y tener sexo con él. A raíz de esto, los judeocristianos ahorcaban e incineraban a las “brujas”, o las ejecutaban de alguna otra manera, y hasta el siglo XVIII, asesinaron cientos de miles de “brujas” y a otras personas quienes no eran de su agrado en Europa.

En lugar de expresar lo que pienso de esto, le relataré cuál es ese culto, y en particular, el misterio del Viernes 13, como fue más o menos en realidad. Esto es muy sorprendente, pero realmente conocemos perfectamente bien cuales eran esos rituales, por qué los practicaban e incluso, quienes lo practicaban. Naturalmente no puedo describir todos los misterios de la prístina religión en un artículo como este, pero puedo suministrarle un breve y con esperanza, una comprensible exégesis para la mayoría de los misterios demonizados, el nombrado “Black Sabbath”, que originalmente es una fiesta de la fertilidad, celebrada los Viernes 13 de cada mes en el antiguo calendario (consistía de un Nuevo Día del Año y 13 meses, cada uno estaba compuesto por exactamente 4 semanas).

Las cuatro fases de la vida son aquellas como la reencarnación, nacimiento, vida y muerte; noche, mañana, día y anochecer; invierno, primavera, verano y otoño, y etcétera. Las semanas en cada mes también se encuentran divididas en cuatro fases: la primera semana es la semana de la reencarnación, la segunda semana corresponde al nacimiento, la tercera semana es para la vida y la cuarta semana es para la muerte. Cada día de la semana también posee un significado especial; Domingo [Sunday] es el día de las deidades Solares, Lunes [Monday o moonday] es el día de las deidades Lunares, Martes es el día de las deidades del cielo, Miercoles es el día de las deidades de la magia, Jueves es el día de las deidades de la agricultura, Viernes es el día de las deidades del amor y la fertilidad y Sábado es el día de las deidades de la reflexión (es decir, fue el día que sintetizaban todos los eventos de la semana, antes de comenzar la semana siguiente). El primer Viernes de cada mes del antiguo calendario, siempre era Viernes 6, el segundo siempre era Viernes 13, el tercero siempre era Viernes 20 y el cuarto siempre era Viernes 27. El segundo Viernes de cada mes, Viernes 13, es un día especial para el amor, la fertilidad y el nacimiento. En otras palabras, el día más importante del año para la fertilidad humana. Eso era lo que celebraban las “brujas” ese día, y es natural que no posea absolutamente ninguna relación con Jesús o el número de personas presentes en la Última Cena. ¡De cualquier manera, la judeocristiandad y sus símbolos no poseen ninguna relación con la prístina celebración!

La fiesta conocida como Walpurgisnacht (en alemán), Valborgsnatt [la Noche de Valborg (otro nombre para Asgard)] (en noruego), Beltane [Fuego de Bal] (en gaélico), et etcétera, es el Viernes 13 del mes 7 del año, cuando (los 6 meses de) el Invierno se encuentra y se desposa con (los 6 meses de) el Verano en el mes (7) del medio de los 13 meses del antiguo calendario. De acuerdo a los judeocristianos, esa es la noche cuando las “brujas” se dirigen a las montañas para tener sexo con “Satán”. Esa noche es, por consiguiente, llamada “la noche de las brujas”, pero fue originalmente el día tradicional para contraer nupcias en la era pagana. Ese era el día cuando las personas contraían nupcias en la Tierra, como los Dioses (como Njörðr) y las Diosas (como Skaði) contraían nupcias en el Cielo, y por consiguiente, a esa noche le llamamos Luna de Miel – la noche cuando los Dioses se unen con las Diosas en el firmamento. (¡Memorando! Miel es un símbolo de los Æsen y las Asin [son respectivamente, los nombres escandinavos de los Dioses y las Diosas]). Ahora, muchas personas saben que es perfectamente normal para los esposos tener sexo en la noche de la boda, así que no hay nada de especial en eso.

Las monja católicas dicen haber contraído nupcias con el numen, y su practica originalmente fue en el culto pagano, donde las sacerdotisas paganas contraían nupcias con su numen. La gran diferencia es que el numen pagano era representado por la Tierra para los sacerdotes paganos. Las sacerdotisas paganas podían, en otras palabras, engendrar hijos y ser realmente empleadas para el vínculo y la comunidad, diferente de las monjas católicas, quienes renuncian a la vida, para no tener hijos. Para ser sacerdote pagano debía ser elegido por la sacerdotisa (en Escandinavia, con frecuencia eran llamadas Valquirias [“selectoras de los elegidos”] para convertirse en su sacerdote Freyr, y por consiguiente, organizaban variados tipos de competencias para encontrar al hombre más apropiado para su misión. El más conocido de aquellos eventos es, por supuesto, los Juegos Olímpicos en Grecia, que originalmente era una “carnicería” para las vírgenes (mujeres célibes), quienes demandaban que los hombres compitieran unos contra otros sky-clad (desnudos), así podían observar todas sus cualidades físicas antes de decidirse con quien se desposarían. El propósito no era que las mujeres participaran en aquellos juegos, el propósito del juego era que las mujeres encontraran al mejor hombre, o al menos, al hombre que a ellas más les gustara. Los juegos estaban organizados cada 4 años, dos veces por cada pentagrama perfecto (el símbolo del amor) dibujado en el cielo por (el planeta que conocemos como) Venus (en la antigua Escandinavia era conocida como Freyja). Razas similares fueron organizadas sobre toda Europa, y el propósito siempre fue el mismo; separar el fuerte del débil.

Los vencedores de las diferentes razas fueron vistos como los mejores hombres, y con frecuencia se les otorgó el rol de sacerdote Freyr a los diferentes grupos de mujeres (“covens”). A partir de eso, nosotros, en Noruega, aun llamamos a las nupcias bryllup [boda], que deriva del nórdico bruðhlaup y traduce “raza de la novia” – y debo agregar que “novia” es también en Noruega el título del novio (es decir, “novio-novia” [“novia” significa “la prometida”, “novio” significa “hombre”]). Él también debe ser un sacerdote Freyr, aunque, y se obtiene a través de diferentes rituales iniciativos los cuales no discutiré aquí, también para probar su fuerza espiritual (porque la fuerza física no es suficiente para se electo por las sacerdotisas). Él también participa en una batalla espiritual que conocemos como Ragnarök, éste toma lugar cada año en el 7 día de los 13 días de Jul – cuando las fuerzas de Hel se encuentra con las fuerzas de Åsgarðr (el Cielo) en el campo de batalla (y es la razón por la cual aun celebremos ese día, actualmente con fuegos artificiales, como símbolo de guerra, que es en la Víspera de Año Nuevo en el Calendario Juliano).

En esta batalla, los iniciados tienen, como el Dios Víðarr, asesinar al lobo Fenrir, y como sabemos, fue hecho situando un pie en el maxilar inferior del lobo y tomando su maxilar superior, y desgarrándolo. Víðarr poseía un calzado especial para su propósito, para proteger su pie de la dentadura y el fuego de la boca de Fenrir. Ahora, cuando los sacerdotes lo realizaban – cada año – naturalmente hieren su pie, y el resultado de esto era que con frecuencia debían comenzar a caminar con una claudicación, o caminaban con una claudicación porque empleaban un calado especial. En otras palabras, el sacerdote Freyr debía tener sexo con la sacerdotisa Freyja el Viernes 13 sin tener pie de un chivo o caballo o algo semejante, pero él simplemente era un sacerdote Freyr con una claudicación o un calzado especial en uno de sus pies, ¡la causa que caminase claudicando!

La sacerdotisa Freyja realmente no contrae nupcias con un hombre, pero como dije, contrae nupcias con un hombre quien representa al Dios Freyr. Sabemos perfectamente bien que los griegos paganos ejecutaban y personificaban a sus Dioses colocándose una máscara, en diferentes escenas y misterios, pero también lo hacían en el resto de Europa. Cuando se colocaban una mascara para representar al numen, ellos cambiaban y se convertían en el numen. Conocemos a Freyr de la fuente gaélica Cernuno, llamado “el Dios cornudo”, y la imagen de aquel numen talladas en las rocas de Escandinavia de un hombre con cuernos de venado. Contrariando la creencia popular, los guerreros escandinavos (como los vikingos) nunca llevaron yelmos con cuernos, pero el sacerdota Freyr si lo hizo, o emplearon máscaras con cuernos, y por consiguiente, el “Satán” que tenía sexo con la sacerdotisa Freyja un Viernes 13 es descrito por los judeocristianos como un “demonio cornudo”.

La sacerdotisa Freyja también representó un numen, y por consiguiente tuvieron títulos especiales. Una sacerdotisa llamada (por ejemplo) Helga podía ser llamada (en alemán) Frau Helga o (en noruego) Fru Helga, porque Frau/Fru (es decir “Sra.”, “Madame”) es una abreviatura para el nombre de Freyja (en germánico Fraujo). Cuando desposa a (un sacerdote) Freyr, ella no es sólo Helga, pero si es Freyja Helga [Señora Helga], y representa a la Diosa Freyja en la Tierra. En la actualidad Frau/Fru significa simplemente “esposa” o “mujer casada”, pero me atrevo a decir que el amplio uso de esos títulos mostraba testimonio de porte de aquel culto pagano en el pasado.

El hecho es que las “brujas” besaron la masculinidad del sacerdote Freyr, en un misterio particular que discuto, es explicado por su necesidad de mostrar sumisión en frente de su Dios – así como los católicos en la actualidad besan el anillo del Papa cuando le aprueban (por la misma razón). La acusación judeocristiana de inmolación de niños es explicada en el hecho que la sacerdotisa Freyja únicamente deseaba hijos con distinción, y por consiguiente removían a los niños con deficiencias severas, situándoles en el bosque para ser devorados por los lobos, o algo semejante. Básicamente lo hicieron muchas mujeres quienes estaban gestando así como lo hacen en la actualidad – si encuentran algún indigno con sus hijos en estado embrionario – (usualmente) abortando. Para un pagano, y todos los humanos que son sanos y saludables, las cualidades son lo más importante.

Las (convens) de las “brujas” era tener sexo con “Satán” en cultos de amor y fertilidad. Era un culto elitista, porque únicamente los mejores hombres eran aceptados como sacerdotes, y por consiguiente, era cultivada la mejor sangre de las diferentes tribus, diferente a hoy. Aquellos cultos raramente eran extensos, y naturalmente asistían muchos sacerdotes Freyr de Escandinavia y también del resto de Europa. Probablemente fueron conocidos como (sacerdotes) Cernunos en áreas de habla gaélica, como (sacerdotes) Veles en áreas eslavas, como (sacerdotes) Potrimpos en áreas bálticas, como (sacerdotes) Dionisos en áreas griegas, como (sacerdotes) Baco en áreas romanas, et etcétera.

Sin embargo, aparentemente, aquellos cultos paganos dejaron de existir en primitiva Europa del Sur de la antigüedad, sobrevivieron bien en Europa del Norte en el siglo XVIII e incluso en el siglo XIX, y porque la gente como yo1 conoce suficiente de los mismos. ¡No hemos sido embaucados por embustes de los judeocristianos, porque conocemos la verdad!

¡Los judeocristianos llaman “satanismo” o “adoración al diablo” es realmente a nuestra religión europea! Mi atracción pudo ser el haber visto la luz de esto. También en mi adolescencia brevemente emplearía el término “satánico” para describirme a mi mismo fue el haber visto esa luz. Aun, nunca he sido “satánico”, ni mis antepasados nunca fueron “satánicos”. Siempre he sido un pagano. El “satanismo” o “adoración del diablo” descrito por los judeocristianos, simplemente nunca ha existido. Creer en la existencia del “satanismo” o “adoración del diablo” es ignorancia y el resultado de la propaganda embustera. Las “brujas” fueron asesinadas por la iglesia no porque fueran adoradoras de “Satán” o algún otro numen hebreo, pero si por la practica de nuestra religión europea, contra la voluntad de los judeocristianos. La única razón por la cual detuvieron el homicidio de aquellos nobles hombres y mujeres, fue el hecho que se agotaron las personas para la ignición, o fallaron en encontrar a alguien más. Eso también explica porque muchas “brujas” fueron asesinadas en Europa del Norte y particularmente en Alemania, comparado con el número de homicidios en Europa del Sur. Europa del Sur, generalmente hablando, fue cristianizada, quinientos o incluso, mil años antes que Europa del Norte o Alemania, y naturalmente había más paganos en las partes de Europa que fueron cristianizadas de último. Más mujeres asesinadas que hombres, simplemente porque había más sacerdotisas que sacerdotes. Cada coven tenía únicamente un hombre, pero la mayoría eran mujeres – de unas pocas hasta diez y seis.

No conozco ampliamente acerca de la persecución de los paganos en Europa, pero si conozco como el paganismo en Europa del Norte, persistió con fuerza en Europa Oriental por mucho tiempo, y el último grupo de bardos (con frecuencia, consistía de personas “lisiadas” [como los hombres con una claudicación…]) quienes no se detuvieron en diseminar su erudición en Rusia hasta la revolución bolchevique en 1917. Viajaron de un lado a otro, frecuentemente como galloferos, relatando historias al público, suministrando profecías o entonando canciones a cambio de comida y albergue. ¡Muchas de las canciones tradicionales disanto ruso aun empleadas en Rusia, son realmente aquellas canciones!

En noruega es recordada la canción de un bardo en el siglo XVII o XVIII. Una anciana viajaba por Telemark, llegó a una granja y ofreció entonar una canción conocida como Draumkvædet (“la canción del sueño”). La canción describe en detalle como inició, Olav Åsteson (Olav, “la canción del amor”), viajando en el espíritu del mundo en los 13 días de Jul, y encontrándose a los numen en el Cielo. La canción se encuentra, en algo, cristianizada, algún bardo la creó en la época judeocristiana a fin de no ser perseguido o incluso asesinado por la iglesia, pero aun así es muy interesante y descriptiva. La anciana fue uno de los últimos bardos conocidos en Noruega.

El paganismo no ha exangüe e incluso no necesitamos reconstruirlo. Realmente nunca ha extinto. Sobrevivió clandestinamente, en Noruega y también en otros rincones de Europa. Como el sol emerge en el oriente, cada mañana, el paganismo emergerá nuevamente. La luz europea inevitablemente confinará la obscuridad asiática que conocemos como judeocristiandad, y la pureza entre nosotros encontrará las Runas (es decir, los secretos) de Odín – pero únicamente si usted elige caminar por los senderos de herbaje de nuestros antepasados.

Nota al pie:

1 Como una curiosidad, puedo agregar que el apellido de la familia de mi tatarabuela era Quisling (frecuentemente es deletreado Quisling o Qvisling), que deriva del nórdico Kvíslingr y traduce “de la rama de Ingr”. Ingr (proto-nórdico InguR, germánico Inguz) es un nombre de Freyr (y tanto “Freyr” y “Ingr” traduce “amor”, pero también significa “señor” y “caudillo”). Naturalmente no desciendo del Dios Freyr, pero si de un sacerdote personificando al Dios Freyr. A propósito, el nombre completo de mi tatarabuela era Susanne Malene Qisling. Era de Telemark, Noruega, y nació en 1811 y murió en 1882).

Varg Vikernes
“Estacado y empicotado”
(Junio de 2005)
Traducción: Carlos Andrés Mosquera Ruiz



Un verso del Draumkvædet:

Bikkja bit, og ormen sting,
Og stuten stend og stangar –
De slepp ingjen ivi Gjallarbrui
Som feller domane vrange.
For månen skin´e,
Og vegjine falle so vie.


(El perro [Garmr] muerde, y el gusano [Jörmungandr] pica,
Y el buey [Himinbrjótr] cornea –
No permiten a nadie ser convicto equivocadamente
Cruzando Gjallarbru [el puente que conduce a Hel].
Por el brillo de la Luna
Y los caminos son anchos).

P.D. Si alguien entiende noruego (o suficiente dialecto rural de Telemark) puede tener en sus manos el Draumkvædet de alguna librería decente, y pienso que valdría la pena para el interesado público de habla rusa, en lo subjetivo, leer obras como “Istoritjeskie korni velsjebnoj skazki” (Èñòîðè÷åñêèå êîðíè âîëøåáíîé ñêàçêè) de Vladimir Propp, publicado en 1946, en Leningrado, e incluso, quizá, “Poétika sjuzjeta i zjanra: period antisjnoj literatury” (Ïîýòèêà ñþæåòà è æàíðà: ïåðèîä àíòè÷íîé ëèòåðàòóðû) de Olga Frejdenberg, publicado en 1936, en Leningrado. Personalmente no he leído ninguno de esos libros, así que, naturalmente, no estoy seguro si son en algo buenos o relevantes, pero pueden serlo. Para el público de habla alemana puede encontrar algunos pocos indicios en “Die Geburt Der Tragödie Aus Dem Geiste Der Musik” [“El Origen de la Tragedia a partir del Espíritu de la Música”] (1872) de Friedrich W. Nietzsche. Para el público de habla inglesa quizá pueda leer “The Golden Bough” [“La Rama Dorada”] de James Frazer. No espere encontrar algún secreto de erudición pagana, pero no se sorprenda si encuentra algo en aquellas obras que de cualquier manera pueda ser interesante. Si únicamente se encuentra interesado en religión antigua y erudición pagana, simplemente le advierto que lea mi propia obra, “The Mysteries and Mythology of Ancient Scandinavia” [“Los Misterios y la Mitología de la Escandinavia Antigua”], cuando (¿si es?) sea publicado.


© 1991-2019 Property of Burzum and Varg Vikernes | Hosted at Majordomo | Secured by COMODO PositiveSSL